Este es el articulo que escribió un intrepido blogger en el año 2007 y revela una realidad palpable en los proyectos de inlcusion de tecnología en el sector educación.

Viniendo de donde vengo, de un país con tantos problemas como Colombia, me llena de mucha esperanza cuando tengo conocimiento de proyectos tan interesantes como One Laptop per Child. One Laptop Per Child (OLPC) es una iniciativa lanzada por el Instituto tecnológico de Massachussets en cabeza de Nicholas Negroponte, que permitirá la fabricación de laptops a muy bajo costo para los niños de países en desarrollo. El proyecto ya está en su fase de producción y varios países de Latinoamérica como Brasil, Venezuela, Argentina y Uruguay ya han confirmado su participación. ¿Y Colombia? bien gracias, aunque supongo yo que tampoco es que me deba sorprender mucho de que la belleza de gobierno que tenemos hasta el momento no haya anunciado su participación; este tipo de ideas tienen demasiado sentido y bueno, para que pedirle peras al olmo.

En Colombia hay un programa que se llama Computadores Para Educar (CPE), y lo poco que sé del programa es lo que me ha contado mi buen amigo Carlos Llanos, quien trabaja como funcionario para ellos. Para explicarlo de manera muy simplificada, CPE recibe donaciones de equipos de cómputo de empresas y/o personas y ellos se encargan de reacondicionarlos para luego comisionar dichos equipos a diferentes escuelas a lo largo del país. Muy interesante concepto, indudablemente una gran labor y un aporte interesante, pero desafortunadamente desde hace algún tiempo me parece que es un programa que se queda bien corto. No me malinterpreten, yo aplaudo y apoyo fuertemente toda idea que promueva el reciclaje de cualquier tipo de deshecho (sobre todo deshechos electrónicos), y que mejor forma que hacerlo en servicio de la educación que tanto necesitamos en nuestros países. El problema radica en que no se debería tratar de llevar equipos de computo nada mas por llevarlos, sin un plan integral para usarlos eficientemente como herramienta educativa eso no sirve de mucho, y es eso lo que yo no veo que tenga CPE.

Yo no se que les enseña la pequeña escuelita en medio de la selva a sus alumnos una vez recibe esos equipos, sin embargo, si tengo conocimiento de causa de lo que se enseña en algunas áreas rurales donde tengo familia: en las clases de “informática” les enseñan a los niños Word y Excel, lo cual no deja de parecerme insólito. ¿Eso para que? ¿Para que diablos le puede servir a un niño campesino aprender a poner sangrado en un párrafo? Ese es un ejemplo de como desperdiciar todas las capacidades multimedia de esos equipos. A los niños hay que estimularles, dejar que experimenten, que conozcan y que descubran, y yo francamente dudo que logren eso con una macro de Excel.

Es por esto que el concepto del salón comunal de informática falla irremediablemente. Como mencioné no tengo idea de que tipo de software utilicen en CPE (del software hablaré mas adelante), pero en el mejor de los casos, digamos que no les enseñan Word y Excel. ¿Entonces que utilizan? ¿Si tendrán por lo menos Encarta? ¿O algún otro tipo de aplicaciones multimedia? ese sería el mejor caso, pero aún así el problema es de movilidad: cada niño solo podría tener unos cuantos minutos a la semana para interactuar con dichas herramientas, y tampoco me es difícil imaginarme a los niños peleándose para poder ponerse al frente del teclado cuando consideran es su turno, ya que naturalmente no se pueden llevar el equipo para sus casas. Adicionalmente, hay zonas en Colombia en donde solo tienen 6 horas de electricidad al día en promedio, lo cual quiere decir que durante un día cualquiera, durante 18 horas, es decir, el 75% de dicho día, esos computadores no sirven absolutamente para nada, de forma que no importa si a esa escuelita le hayan donado el mismísimo Deep Blue de IBM o el Hal 9000 de Odisea en el Espacio: las limitaciones para esos casos son evidentes.

CPE empaca sus equipos remanufacturados con software de Microsoft: el sistema operativo Windows y Office. Ya a estas alturas se imaginan de lo que pienso de Office en la escuela, y Windows la verdad no es santo de mi devoción tampoco para este proyecto. ¿Por qué? independientemente de si el sistema operativo es bueno o es malo, el problema es que Windows no deja de ser un sistema operativo comercial, que sus aplicaciones también lo son y por ello dificulta la implementación de una base más amplia de software educativo y multimedia, por la sencilla razón de que en Windows todo tienes que pagarlo.

La clave de todo esto es la palabra “herramienta”. No tendría sentido tener “lápices comunales”, el lápiz es una herramienta barata que le permite al niño presentar sus tareas, hacer sus dibujos y todo eso. Pues bien, eso es precisamente lo que el proyecto de OLPC quiere introducir: una herramienta también de muy bajo costo pero mucho más poderosa. Como ya lo dije: no se trata de poner computadores por ponerlos, se trata de implementar un proyecto educativo más ambicioso. Se trata de eliminar las clases de “informática” y utilizar las laptops como LA herramienta en el aula de clase. En Colombia tenemos déficit de libros, pues bueno, esta también es una solución: todos los textos escolares estarán disponibles en las laptops en formato PDF. Hace muchos años una misma familia estudiaba con la misma álgebra de Baldor, ¿Por qué no hacer lo mismo ahora? ¿Se imaginan la Baldor en PDF? La laptop es una ventana hacia el mundo, algo que le presente un desafío a un ser humano que esta en su fase más creativa y receptiva de su existencia como es la niñez. Insisto: un niño se le debe motivar dibujando y con otras actividades lúdicas, no memorizando como centrar texto y marcarlo en negrita.

Como todo el software que utiliza la laptop es libre, eso también es una gran ventaja. Linux es más amistoso para ejecutar aplicaciones libres que Windows. Una de las cosas que me llamó la atención de la laptop es que viene con un programa que se llama Logo. Yo recuerdo que cuando tenía por ahí unos 10 años  tuve acceso a ese programa. Logo es una especie de lenguaje de programación en el que se le instruye a un pequeño cursor llamado la tortuga como debe moverse por la pantalla, con el objetivo de crear gráficas y otras animaciones simples. Yo estaba fascinado por el concepto, y bueno, mírenme hoy: ya puedo declarar clases abstractas en Java, y todo se lo debo a esa tortuga. No es que quiera que todos los niños vayan a ser programadores de sistemas en el futuro, pero vuelvo y repito y perdonen lo cansón: un niño debería entretenerse dándole órdenes a la tortuga, no dándole órdenes al asistente para crear una nueva tabla.

Los laptops vienen con red inalámbrica integrada, y basta con sacarlos de la caja para crear una red ad-hoc con las otras laptops que se encuentren en la periferia. Basta con que una de ellas tenga acceso a internet para que se propague a todas las demás que estén en dicha red, con lo cual garantiza que las laptops tengan internet con sobradas ventajas sobre los PC del salón comunal de informática: 1. nada de spyware ni keylogers ni virus y perdonarán ustedes, nada de internet explorer; 2. acceso controlado a internet, para evitar que entren a sitios no aptos para menores o peor aún, que entren en contacto con gente indeseable como pedófilos y otras pestes por el estilo. Esto no es imposible de lograr con un PC, pero no sacado de la caja como las laptops. 3. Las laptops te las puedes llevar para la casa y navegar por internet desde tu sala junto a tus padres; lo cual me recuerda mencionar otra cosa: las laptops consumen muy poca energía y no necesitan de una fuente eléctrica fija para funcionar. Vienen con un pedal que les permite a los usuarios cargar la laptop aún si no tienen un enchufe a la mano para recargar las baterías. Eso elimina el problema de las zonas aisladas donde no hay electricidad, y de ñapa, provee lo que puede ser la única fuente de luz en un hogar donde en pleno siglo XXI todavía utilizan velas de esperma.

Es claro que no todo es color de rosa y OLPC tiene un montón de retos por superar: como evitar que los niños no vendan o cambien la laptop, el robo y la potencial creación de un mercado negro de las laptops, problemas ambientales, costos de propiedad, porque sabemos que un equipo de estos no solo consiste en lo que pagas por el hardware y/o software. Si, todo eso es cierto, pero por algo deberíamos empezar creo yo, se que lo de hoy parece un informecial y no voy a negar que estoy muy entusiasmado con la idea. Nadie ha dicho que esto será soplar y hacer botellas, pero lo que si estoy convencido es que lo que nos puede sacar de pobres es tener una mejor educación. Levanten la mano los que cuando estaban en primaria nunca soñaron tener un computador sofisticado para hacer las tareas, y mejor aún, el no tener que cargar todos esos pesados libros…

Tomado de:
(One Laptop Per Child) http://webyacusa.com/index.php/archives/9949

Noticia sobre el ultimo modelo del OLPC:
http://www.fayerwayer.com/2008/05/olpc-xo-2-portatil-por-menos-de-us100-para-2010/

Sitio oficial del proyecto OLPC:
http://one.laptop.org/

Anuncios